Buscar
  • gerente consultoria

Biometría Facial- Método de Prueba de Vida "Liveness"

El método de autenticación remoto, tan expandido en este último tiempo, debido a la pandemia, considera que el proceso de verificación de identidad esté diseñado para garantizar que la persona que intenta registrarse para un producto o servicio esté realmente detrás del intento.


En biometría facial, la detección de vida o “Liveness” es la capacidad de un dispositivo digital (computadora o smartphone) para determinar que en el proceso de autenticación del usuario, se está interactuando con un ser humano físicamente presente y no con un artefacto inanimado, máscara, muñeco, parodia, video o datos inyectados.



Algunos estafadores robarán, crearán o comprarán documentos de identidad específicamente para abrir cuentas fraudulentas. El control de vida o “liveness” actúa como una especie de desincentivo porque para el defraudador va a ser más difícil superarlo.


Las verificaciones de liveness implican la captura de una selphie a través de la cámara de su dispositivo. Si un estafador está utilizando los documentos de otra persona, o bien se asustará con la invitación a un chequeo de la actividad o el chequeo reconocerá que no es la misma persona de los documentos de identificación.


Los chequeos de liveness son difíciles de eludir, pero no imposibles, por lo que han tenido que evolucionar a medida que los estafadores van descubriendo tácticas para falsificar el chequeo.


Esa evolución ha llevado al desarrollo de dos tipos diferentes de controles de liveness: activos y pasivos.

La diferencia fundamental entre los dos es que las verificaciones de “Liveness Activo” le piden al usuario que realice una serie de acciones de 'desafío-respuesta' frente a la cámara para verificar la presencia genuina, mientras que el “Liveness Pasivo” realiza las verificaciones necesarias sin que el usuario se dé cuenta de lo que está sucediendo.


Por ejemplo, una prueba de vida activa puede pedirle al usuario que sonría, que mire hacia un lado o hacia el techo. Una prueba de pasiva no le pedirá al usuario que realice este tipo de acciones, sino que detectará elementos de suplantación comunes, como detección de bordes, profundidad y movimiento, además de observar detalles como la textura de la piel.


Los enfoques pasivos incluyen hacer brillar diferentes luces al usuario, capturar videos cortos, examinar una selfie y enfoques asistidos por hardware como la detección de profundidad.


Podría decirse que el “liveness activo” le proporciona a los delincuentes un conjunto de instrucciones paso a paso sobre lo que necesitan falsificar para pasar la prueba, mientras que el “liveness pasivo” oculta esa información.


Ambos tipos de verificación funcionan de diferentes maneras para disuadir y detectar el fraude. Uno no es automáticamente mejor que el otro, ya que cada empresa tiene una base de clientes única y un enfoque basado en el riesgo que se debe considerar al implementar controles de actividad.


Al igual que con muchos métodos de verificación de identidad, la elección de un método sobre el otro implica considerar el delicado equilibrio entre el apetito por el riesgo y el roce en el proceso de incorporación del cliente.


Mayor información es posiblre revisar en:

https://blog.humanode.io/liveness-detection-solutions-a-comparison/


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo