Buscar
  • gerente consultoria

Más canales, mayor facilidad de pago, mayor exposición al riesgo de Fraude.


Es fácil darse cuenta que están ocurriendo muchas innovaciones en el ecosistema de pagos local, ya sea en el entorno de transacciones entre dos clientes, entre clientes y empresas, o entre dos empresas.

Algunos de los cambios están relacionados con los nuevos métodos de pago digital, como las aplicaciones P2P, pagos QR, botones de pago, tarjetas de prepago.

Otros cambios se centran en los desafíos de los cierres de cajeros automáticos que limitan el acceso de los consumidores al efectivo.

Con cualquiera de estos cambios, el fraude viene de la mano.



Múltiples canales aumentan la exposición al fraude


La adopción creciente de pagos móviles por parte de los consumidores continúa impulsando una proliferación de nuevos métodos de pago en diferentes canales.


Las transacciones que pasan por las cámaras de compensación automatizada (ACH) también están aumentando. Los volúmenes de ACH en los Estados Unidos aumentaron un 8,7 % en 2021, con transacciones P2P casi un 25 %, a 271,2 millones. Si bien las tasas de fraude sobre ACH siguen siendo pequeñas, solo cuatro puntos base (.04%), NACHA menciona que los intentos de compromiso de los correos electrónicos comerciales están en aumento, al igual que en todos los canales.

El resultado es que el universo de los pagos se ha convertido en una gran rueda de la fortuna y los nuevos canales y los mayores volúmenes de transacciones les brindan muchas más oportunidades a los estafadores para robar. Para los bancos, y también para los clientes, eso se traduce en una mayor exposición al riesgo y un desafío de fraude de pagos mucho mayor.


Intensificar el monitoreo de transacciones


Debido a que los clientes corren el riesgo de exponer información personal sin darse cuenta, las instituciones financieras deben monitorear de cerca las transacciones en todos los canales para asegurarse de que nada haya salido mal.

Tener los datos correctos en el momento correcto es fundamental en este monitoreo. Esto se puede lograr mejorando las capacidades de orquestación de datos de la institución.

Con la solución adecuada, obteniendo datos de una diversidad de fuentes, es posible responder preguntas clave en tiempo real y poder evaluar una transacción en milisegundos en busca de posibles fraudes.


Las preguntas que se debería poder responder incluyen


¿Es este el comportamiento esperado para el cliente?

¿Cómo se compara con transacciones anteriores?

¿Esta transacción es normal para el comportamiento del cliente?

¿Cómo orquestar esos datos?



Las interfaces de programación de aplicaciones (API) juegan un papel central en esto, conectando a los bancos con las fuentes de información.


Una encuesta realizada por PYMNTS encontró que " cuatro de cada cinco empresas (83%) consideraron que las API son críticas para sus estrategias del próximo año y más allá" (https://www.pymnts.com/news/b2b-payments/2022/today-in-b2b-apis-play-critical-role-in-payments-orchestration-digital-bank-lunar-raises-76m/)


Contar con una solución o servicio que permita analizar end-to-end las transacciones, con información multicanal y que permita detectar tempranamente, esto es más cerca del cliente, el posible fraude reduce el costo asociado del mismo y las estructuras y procesos administrativos y operativos que los Bancos deben implementar para su control y gestión.

26 visualizaciones0 comentarios